¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

¿SEO o SEM? Diferencias

  • Type joomla
  • Updated Date 19 de abril de 2015
  • Version 1.0.0
  • Author Andres
  • Category Blog

¿SEO o SEM? ¿Qué elijo para la estrategia on line de mi empresa? Con la implementación de ambos el objetivo deseado es el de mejorar la posición de una página web determinada en los buscadores de Internet. Sin embargo, la forma de proceder de uno u otro son tan diferentes que lo que más les acerca, y amén del objetivo final, son sus siglas. Comenzaremos por definir ambos.

 

a.       El SEO, cuyas siglas en inglés quieren decir Search Engine Optimization, es la optimización de los motores de búsqueda en los buscadores de Internet de forma natural. Es decir, sin pasar por caja de cada uno de ellos. Las acciones de SEO son innumerables: generar un contenido textual y gráfico de calidad, velocidad de carga de la página web, estructura de la misma, enlaces externos e internos, palabras clave, web adaptada a distintos dispositivos…

El SEM (Search Engine Marketing), por su parte, trabaja la (buena) visibilidad en los buscadores invirtiendo en campañas de pago. La correcta configuración de las mismas será fundamental para que se obtenga una buena conversión en resultados palpables.

En esta tabla observaremos de una manera sencilla las principales diferencias entre SEO y SEM:

 

SEO

SEM

Posicionamiento web natural

Posicionamiento web de pago

Resultados a medio y largo plazo

Resultados inmediatos

Permite mayor recorrido en el tiempo si está bien hecho

Efímero: sus resultados duran el tiempo en el que esté activa la campaña. El SEM no mejora el SEO

Depende de muchos factores para que sea efectivo y supone un trabajo constante

El éxito depende de la configuración adecuada de la campaña

El contenido de la web es importante

La dependencia del contenido de la web es relativa

 

¿Cuándo elijo SEO y cuándo elijo SEM?

 

Depende de muchos factores. Éstos son algunos de los más relevantes:

 

-       La inversión. En el SEM tendremos que pasar por caja del buscador o los buscadores en cuestión. Ello no quiere decir que el SEO resulte más barato o sea gratuito, a menos que tengamos conocimientos en el desarrollo y configuración web de manera autónoma y seamos capaces de generar contenidos y dinamismos de calidad en la página.

 

-       Plano temporal. Si buscamos una inmediatez absoluta, recurriremos al SEM. Si buscamos una continuidad sostenida sin resultados inmediatos, optaremos por trabajar el SEO de manera constante.

 

-       Objeto de negocio. No es lo mismo vender tornillos que viviendas o coches. Especialmente para las campañas SEM. El margen de beneficios que deja el producto es importante.

 

-       La competencia. En algunos sectores, como el turístico, es más que sobresaliente. Hace unos años el SEM bien ejecutado solía ofrecer una elevada rentabilidad. La actual competitividad que se da en estas campañas de pago invita ahora a hilar muy fino a la hora de su configuración.

 

Aun con todo, la adecuada combinación en el tiempo y en recursos de ambos puede ser una estrategia interesante. Es decir, para nada el SEO y el SEM son excluyentes, sino más bien complementarios.

En cualquier caso, para que podamos hablar con propiedad en la elección de una estrategia SEO o SEM o de la combinación de ambos, resulta esencial recurrir a la analítica para discernir qué nos está funcionando y qué no. En base a ello tomaremos las decisiones que nos sean más favorables.

 

 

 

Our website is protected by DMC Firewall!